Menú

    | Más
    Javier Raygoza Munguía
    Director del semanario PÁGINA Que sí se lee!
    de la Ribera de Chapala

    El año de 1603. Nombraron guardián del convento de Chapalac al padre fray Pedro Gutiérrez.

     

     

     

          En el año de 1607. Fray Andrés de Medina, le enviaron por guardián al convento de Chapalac, donde puso en  doctrina y policía a aquella gente, y hizo una campana para la iglesia, y ornamentos; con que quedó todo muy compuesto.

     

     

     

          En el año de 1607. El templo de Chapala fue ornamentado por fray Melchor Castellanos. Frente a la iglesia, se levantó el Hospital franciscano de la Limpia Concepción de Nuestra Señora; atendido por familias de indígenas.

     

     

     

          Famoso desde tiempos coloniales los baños termales de Chapala a cuyas aguas se atribuyen cualidades curativas.

     

       En 1621, Domingo Lázaro de Arregui en su descripción de la Nueva Galicia se refirió así a este punto.

     

          En el reino hay también muchos manantiales e agua caliente, entre los cuales son de mucho nombre en Guadalajara los baños de Sala, los de Istlán, los de Tonalá y los de Chapala, y en la provincia de Compostela los de Tetetlán y en la Culiacán los de Imala.

     

     

     

    Agregar un comentario

    Tu nombre o Ingresar

    Tu dirección de correo (no se mostrará)

    Mensaje *

    © 2019