Menú

    | Más
    Javier Raygoza Munguía
    Director del semanario PÁGINA Que sí se lee!
    de la Ribera de Chapala


    Presencia Musical en la Ribera de Chapala
     
     

    Semblanza de

    nuestros pilares musicales

     

     Víctor Manuel Medeles Romero/PÁGINA Que sí se lee!

    Primera Parte

     

    Existen en nuestro planeta, lugares o zonas que se caracterizan por el desborde de alguna manifestación ya sea esta científica, artística, artesanal o de otra clase. Nuestra región ha. sido favorecida inmensamente por el Dador de Vida; su belleza natural, su clima y su tranquilidad entre otras cosas, propician el florecimiento de los talentos que el mismo Creador donó a sus creaturas. Así encontramos una y mil figuras que nuestros artesanos confeccionan, esculpen o forjan para satisfacer una necesidad, o bien una manera de expresarse hacia sus semejantes.

    Cada una de las artes posee su técnica y su simbología y la música, así como las letras, tiene la ventaja de dar al estudioso de esta, la facultad de entenderse universalmente y agradar con sus sonoridades al escucha de cualquier raza, habla o color. A  través  de la historia, la música como otras ramas del arte, ha sufrido sus cambios, resultado de la evolución natural del hombre así como de las transformaciones sociopolíticass de los países. Uno de los factores determinantes en estos cambios, ha sido la influencia, la autoridad y el apoyo que la Iglesia ha brindado y que todavía en la actualidad, algunas catedrales y templos se ven favorecidos por este impulso.

    Para citar algunos hechos importantes que han surgido gracias a la intervención clerical, mencionaré por ejemplo: El nacimiento de la polifonía vocal e instrumental poco antes del año 1000. El florecimiento de ésta por el año 1450, con las aportaciones de los grandes polifonistas como Okeghem, Josquin des Pés, Orlando di Lasso y desde luego Palestrina (l525-1594) quien introdujo un nuevo estilo polifónico que resultara más apropiado para la liturgia.

    No podernos omitir el apellido Bach, pues de sesenta Bachs conocidos, cincuenta fueron músicos profesionales. Juan Sebastan es el más conocido y gracias al amparo de las Iglesias de Santo Tomás y San Nicolás en Leipzig, este organista y compositor creó gran parte de sus obras religiosas tales como Motetes, Cantatas, Oratorios y Misas entre otras formas.

    Este fenómeno europeo se hace presente también en un buen numero de nuestros músicos chapalenses quienes han gozado de igua1 manera esta clase de protecciones.

    MANUEL MORALES FLORES

    Manuel Morales Flores, nacido en San Juan Cosalá en 1895 y finado en Chapala en 1969, fue uno de los jóvenes que a principios de  nuestro siglo, tuvo la fortuna de ser protegido y educado musicalmente por un prominente y destacado maestro; el Sr. Cura Don Justo Araiza. Los conocimientos recibidos de él, lo hacen ganarse  la admiración y el respeto de sus colegas y de sus coterrnéos. Procreo tres hijos, Francisco, organista y cantor; Pedro, destaca do trompetista, ejecutante de los mejores y más populares mariachis de México, dígase Vargas y Tecalitlán entre otros.

    El menor de sus hijos, Manuel, inició sus estudios musicales con su padre y se desempeñó como organista de la Parroquia de San Francisco de Asís y el Templo del Carmen en Chapala por los años 1930 a 1951 Formó por 1945 a 1951 un Coro de Niños y de 1969 a1974 el Sr. Cura Don Raúl Navarro Ramos le encomendó la dirección y la preparación de nuevos elementos para que continuara con la tradicioón de la Banda de Música.

    Padre de Francisco, Salvador, José Luis y Manuel Morales Desales, todos músicos.

     
    Anonymous

    Rafael Guzman Moralea

    03 Aug 2016 - 09:50 pm

    Algunos datos de mi abuelo Manuel Morales Flores, no estan bien.

    Agregar un comentario

    Tu nombre o Ingresar

    Tu dirección de correo (no se mostrará)

    Mensaje *

    © 2019