Menú

    | Más
    Javier Raygoza Munguía
    Director del semanario PÁGINA Que sí se lee!
    de la Ribera de Chapala

    Los enemigos del lago

     

    Pero, nos preguntaremos extrañados ¿podrá haber enemigos del Lago? Una cosa tan buena, tan hermosa y tan útil ¿podrá tener enemigos?

     

    Las cosas son tan como se presentan en la realidad. Entre hombres egoístas, cuando algunas cosas se ponen en el camino de sus intereses personales, se le elimina como dé lugar, sin consideración de terceros, y aunque este tercero sea la misma Patria.

     

    Mientras no hubo intereses contrarios, la laguna fue amada y respetada por todos; los mismos gobiernos extraños la respetaron y cuidaron como un tesoro nacional.

     

    La Corona de España supo apreciar este tesoro como los otros de nuestro suelo, y ya desde entonces las geografías hablan del grande, rico y hermoso Lago de Chapala como uno de los bienes mejores de la Colonia.

     

    Al quedar independiente la Nación, ya hablamos en páginas anteriores de los proyectos tan útiles y aventajados que se tuvieron sobre el Río y el Lago para realizar comunicaciones comerciales por medio de la navegación.

     

    El mismo gobierno de Maximiliano de Austria fue consciente y respetuoso de este bien nacional.

     

    Sólo ha sido gloria (?) de nuestros tiempos el plan generalizados de irles “ganando el terreno” a los lagos (como sucedió con los de Texcoco, Magdalena, etc., etc.) para repetir o sembrar sus fértiles tierras; dejando abandonadas inmensas extensiones de sus tierras fértiles e inactiva que tienen disponibles nuestra Patria.

     

    En cuanto al Lago de Chapala, por el año 1906, D. Manuel Cuesta Gallardo dividió lo que era la parte oriental del Lago por medio de un bordo de tierra de 80Kms. y con las fértiles tierras cultivables que se desecaron se formó lo que hoy se llama “Ciénega de Chapala”, reduciéndose el vaso del mismo –lago en más de 50,000 hectáreas.

     

    Por el año de 1950 -¡bochorno da recordarlo¡- un flamante Secretario de Recursos Hidráulicos en el Gobierno Central de la Republica llegó a decir que la conservación del lago de Chapala “era un LUJO, que le costaba muchos millones de pesos al Gobierno Federal, sin ninguna utilidad”, y siguiendo esa política, se hicieron muchas concesiones de agua en la parte superior del Lerma, como lo dice un documento por medio del cual unas comisiones jaliscienses se dirigieron al Gobernador del Estado, representante legal del mismo, pidiéndole que defendiera estos derechos.

     

    Dicho documento en la parte respectiva dice así: “Según datos oficiales, se han extraídos o se extraerán en breve, las siguientes cantidades que agotarán en la mayoría de los años la corriente del Alto Lerma, que es quien suministra la casi totalidad de las aguas que alimentan el Lago:

     

    “Para agua potable de la ciudad de México, según datos oficiales, se tomará mediante las obras ejecutadas en el nacimiento del Lerma o sea en Almoloya de la Sal: 350’000,000 de Mts.

     

    Para la presa de Tepuxtepec: 370’000,000 “ 

     

    Para el sistema de riego que tiene por centro la Presa de Solís: 1, 200’000,000 “ 

     

    Para riego por los canales de Salamanca: 200’000,000 “ 

     

    Para riego en la región de Jiquilpan: 300’000,000 “ 

     

    Para riego en la región de La Barca: 100’000,000 “ 

     

    Para varios aprovechamientos en usos domésticos o irrigación a todo lo largo del Río Lerma, como: 400’000,000 “ 

     

     

     

    EN TOTAL 2,920’000,000 de Mts.2

     

     

    Da esto un promedio de unos ocho millones de metros cúbicos diarios que se quitan al río en la parte superior, sin fijar la atención según parece, en los perjuicios se causan a los usuarios inferiores.

     

    Y unidos tres enemigos: la Secretaría antes dicha, una sequía que nos asola desde hará ocho años y la extracción constante de un río de agua que durante siete años ha sacado de su seno la Nueva Compañía Eléctrica Chapala, S. A. por medio de 15 bombas potentísimas (39), hicieron que el nivel del Lago bajara más de seis metros, se redujera, como es natural, su extensión y disminuyera su profundidad, dificultando así la navegación, alejando el Lago de los pueblos ribereños que de ella se servían para su comercio y pesca, y dejando a la patria Mexicana casi despajada del primer adorno que se contempla en su mapa, como un rico y hermoso prendedor puesto ahí por la mano de Dios.

     

    Todavía se piensa cortarle otra parte mayor al mismo lado oriente para aprovechar las tierras en labores de campo.

     

    Finalmente se dejó al Lago sin la principal fuente que lo alimentaba, recibiendo agua solamente de sus propios manantiales y de las aguas producidas por las lluvias en las colinas de sus alrededores, ya que la corriente del Río Lerma, fue desviada por medio de un canal, llamado “Luis Ballesteros”, que impide su entrada la Lago, enviándola directamente al Río Santiago o Tototlán, por donde va exclusivamente el agua necesaria para las turbinas de Puente Grande y de Colimilla.

     

     

     

    Comentarios breves

     

    Un Ingeniero Militar norteamericano, encargado de dirigir las fortificaciones en Europa, en la segunda guerra mundial, de apellido Beylly, que vivió hace poco en Ajijic, dijo “que la parecía extraordinariamente contradictoria la actitud del Gobierno, que por una parte estaba construyendo presas con inversiones de muchos millones de pesos, y por otra estaba destruyendo la más grande presa de la República formada por la naturaleza y en la cual no había hecho inversión alguna.”

     

    El sabio meteorologista tapatío Sr. Pbro. D. Severo Díaz dice que la precipitación pluvial –la cantidad de agua que cae por medio de las lluvias- es mucho mayor en el Estado de Jalisco que en todos los Estados vecinos, en muy gran parte debido a las nubes que se forman por la evaporación del Lago de Chapala.

     

    Yo he oído a varias personas de distintas nacionalidades que han visitado nuestra Patria, decirme aquí una de las cosas que más les interesaba ver en México era su gran Lago de Chapala. Siempre encontramos aquí extranjeros ilustrados que saben estimar y aprovechar esto que a nosotros quizá nos parezca un “Lujo inútil y costoso”, que nada nos cuesta y que sólo nos toca conservar lo que Dios nos ha dado. ¿Qué diría a este respecto el Ing. Christian Schjetnan, de quien hablamos en páginas anteriores, y que siendo extranjero tanto hizo y se sacrificó en bien del Lago de Chapala?

     

     

     

    ¿Cómo resolver este problema?

     

    Para resolver este problema se han puesto los medios posibles.

     

    En cuanto a la parte política contraria la Lago, se levantó un clamor popular pidiendo, sobre todo por medio de la prensa, que se cambiara la actitud tomada por el Gobierno en contra del Lago; y se consiguió (después, ciertamente, de las concesiones adversas que ya antes había hecho el mismo Gobierno) que se nombrara una Comisión Oficial encargada especialmente de la distribución del agua del Lerma, poniéndose como presidente de la misma a un ingeniero consciente y conocedor de estos problemas, el Ing. D. Elías González Chávez, en cuyas manos está la responsabilidad de cuidar este tesoro de la Nación. (40)

     

    En cuanto a la falta de lluvias abundantes para que se reponga la perdido, se ha estado pidiendo a Dios, de quien depende el curso de la naturaleza, y se debe seguir pidiendo, que nos envíe esto que tanto necesitamos. A este respecto es oportuno citar aquí una Circular del Excmo. Sr. Arzobispo de Guadalajara, que a la letra dice:

     

    “A los Sres. Párrocos y demás Rectores de los templos de la ciudad.

     

    “La escasez de agua en el Lago de Chapala inspira serios temores respecto del porvenir económico y del bienestar social de nuestra región, en vista de lo cual urge pedir a Dios que remedie esta necesidad y, al efecto, me ha parecido oportuno que se haga un voto a Nuestra Señora de Zapopan de celebrar una gran solemnidad en Zapopan y otra en Chapala si nos alcanza del cielo al advenimiento del agua suficiente para resolver este problema…

     

    “Por lo tanto los párrocos y demás rectores de los templos anunciarán a los fieles en las misas del siguiente domingo al recibo de la presente este mi intento, para que todos se adhieran al voto.

     

    “Dios Nuestro Señor guarde a Uds. muchos años.

     

    “Guadalajara, 7 de septiembre de 1950.

     

    + José, Arz. De Guadalajara.

     

    En cuanto a la extracción del agua de la Laguna para la generación de fuerza eléctrica, sólo puede servir de prueba de la necesidad de esta grande presa o depósito de agua. Pues, ¿qué se habría hecho sin los millones de metros cúbicos de agua que se ocuparon para la generación de la fuerza eléctrica, tan necesaria, indispensable, para la industria no sólo en el Estado de Jalisco, sino también de otros que de esta planta se surten en estos tiempos de dura sequía?

     

    Ahora se está construyendo otra planta eléctrica en Santa Rosa, cerca de Amatitlán, en un lugar a propósito para aprovechar el agua de otros ríos abundantes; y esperamos que ya pronto se solucione satisfactoriamente este grande problema.

     

     

     

    Otros datos

     

    El año 1905 el Ing. D. Manuel Cuesta Gallardo trajo el lirio acuático para ponerlo en la Laguna y una nueva especie de pescado llamado carpa, que se ha reproducido grandemente.

     

    Como el año 1945 unos pescadores del Lago de Pátzcuaro trajeron entre sus redes unas ramas de cierta yerba acuática que como la “grama “ se extiende por las orillas del Lago impidiendo la navegación, mientras más lozana crece, y no han podido encontrar las autoridades civiles el remedio práctico contra esa plaga.

    Agregar un comentario

    Tu nombre o Ingresar

    Tu dirección de correo (no se mostrará)

    Mensaje *

    © 2019